Hogar

El seguro de hogar protege tu casa, ese lugar donde todos olvidamos nuestras preocupaciones.

Roturas, robos dentro y fuera de la casa, los daños que pueden provocar tus hijos o mascotas a terceros, cerrajería, daños estéticos y en el mobiliario… incluso la defensa jurídica de aquellos problemas legales relacionados con el hogar

Recuerda que nadie te puede obligar a firmar un seguro con una entidad financiera. Tú eres libre de escoger. Está demostrado que las pólizas contratadas a través de la banca son más caras que las gestionadas a través de un corredor con una aseguradora. Además, estás mejor protegido.